Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
04 Dec

DIARIO DE OTRA REALIDAD - Lo desprecié y me abandonó - Parte 17

Publicado por Sergito  - Etiquetas:  #Historia: "Diario de otra realidad"

LO DESPRECIÉ Y ME ABANDONÓ

Parte 17

 

Desperté cansado, aún con el calor de mis mejillas por las interminables lágrimas de la noche. No pude conciliar el sueño hasta pasadas las cinco de la madrugada.

Miré la hora en el iPhone. Las once del medio día. Me levanté sin erección, no era para más, los nervios de todo lo que estaba pasando me impedían tener la mente en paz. Fui a la cocina tras orinar y asearme un poco. Allí estaba Sergito aún con la bolsa de plástico en la cabeza. Se la dejé puesta anoche y no me acordé de quitársela. Tras liberarlo, el corazón se me paró y el pánico me penetró como cuarenta flechas que se te clavan de golpe desde todas las direcciones. Su cabeza estaba completamente carbonizada. Su piel, si a eso se le podía llamar piel, se había vuelto arrugada y negra como el carbón, sus cuencas estaban vacías, sus ojos… no tenia ojos. Trate de levantarlo y deshacerme del cuerpo lo antes posible. Pero no había quien lo moviera, pesaba como una estatua de piedra. Un cuerpo completamente humano con la rigidez de una roca. Lo intenté una y otra vez.

No podía.

Acabé gritando de la locura.

El impacto de verlo así, me produjo una ira terrible. Lo había perdido. Mi único compañero desde que había llegado. Aunque no hablase, ni hiciese nada más que limitarse a mirarme cada vez que encendía un cigarrillo, pero es que hasta le había puesto nombre a pesar de todo. Sabía que había perdido algo dentro de mí. Notaba como si se agrietara mi propio corazón. Mi propio “yo”. El “yo” de antes, había muerto. “¡No!, ¡no! y ¡no!” – Exclamé para mis adentros al tiempo que apretaba los puños contra mi frente. – “¡No pienso dejar que muera!”.

Me encendí un cigarro entre temblores. “¡Mírame por favor!”.

Cuando entonces menos deseaba que pasara, me miraba. Y por una vez que deseaba que me mirase, ya no lo volvió a hacer más. ¿Qué está pasando? ¿Qué he hecho yo para que esto sucediera?

            Decidí cubrirlo entero con una sábana. No podía volver a mirarlo en esas condiciones. Me había abandonado, no podía estar muerto, si lo estuviese, yo también estaría muerto. ¿Puede ser? "Tengo la esperanza de que aún puedo salvarte, y lo voy a hacer, te lo prometo. No voy a permitir que me abandones".  

Traté de pensar mientras desayunaba media tostada de tomate junto un botellín de agua fría. No tenía hambre, pero de los nervios necesitaba salir del piso. Así que para no tener que estar deambulando por las calles sin saber qué hacer, me metí en el Cónsul. La cabeza me daba vueltas de tanta tensión. Me acordé de Paula, el saber que su vida estaba en peligro si su marido se enteraba de lo sucedido, me producía una impotencia por no poder hacer nada. No puedes pedir protección por algo que aún no ha ocurrido. Cuando leí el e-mail de Paula, me sentí como un mero espectador disfrutando como torturaban a una persona. Me di asco a mí mismo, no lo estaba disfrutando, pero tampoco estaba haciendo nada por impedirlo. Todo lo contrario, estaba permitiendo que esto sucediera.

Tenía que impedirlo.

El dinero nunca iba a ser posible reunirlo en tan poco tiempo, y estaba casi seguro que al responsable no le interesaba el dinero, quería hacernos la vida imposible, incluso llegar a la muerte. Solo por fastidiar. Paula estaba amenazada de muerte, porque su marido con el carácter que tenía, no iba a perdonar una infidelidad así como así, y después me tocaría a mí, no me extrañaría.

Pensé despacio y procurando razonar para buscar una forma de desmantelar a quien había generado este infierno. Los correos, podría usarlos para detectar la IP de donde provenían. De esa manera se podría localizar el ordenador desde donde se mandaron. La idea era fácil, pero yo no tenía tantos conocimientos de informática para desempeñar tal hazaña. Necesitaba a alguien que supiera más de ese tema. Pensé en Carlos, el friki, tal vez era la persona apropiada, tenía que llevar cuidado, y elegir bien a quien decírselo, ya que podría cometer el error de pedir ayuda hasta al mismo que empezó este plan tan cruel. Pero los frikis suelen ser gente que les gusta ir más allá con los ordenadores de lo que la mayoría sabe.

Esta tarde hablaré con Carlos. Ahora tengo que ir a casa y comprobar el correo.

Y a partir de ahora tendré que tener cuidado... Mucho cuidado...

…Hasta cuidado conmigo mismo. Ahora ya no estaba Sergito.

 


Sergito en llamas. Cómo es que... ¿COMO HE LLEGADO HASTA AQUÍ?


Comentar este post

ladron | webcams porno 11/26/2011 00:35


buena historia

Virgy 12/04/2009 23:12


Hum!! interesante! me alegro k hayas vuelto a la historia, estaba intrigada ... y sigo estandolo xD


Sergito 12/05/2009 22:42


jeje asias ^^


Acerca del blog

Entrar en mi Blog, es como encontrar cada noche y en el mismo rincón de un callejón sin salida, un baúl lleno de historias y pensamientos de un desconocido. Si lo abres con frecuencia, llegarás a conocerlo a través de sus palabras.